Feng Shui para Brujas

 

No es lo mismo usar la palabra brujería que la palabra magia… La segunda sin duda tiene más prestigio y la primera está totalmente desprestigiada… Parece que es más legal ser mago que brujo, y mucho más ser brujo que bruja!!!

Y tengo que confesarlo, a mí me encanta ser bruja…

Tengo escoba, gatos y unos pelos difíciles de gobernar. Y me encanta dejarme guiar por la intuición y no sólo por la razón. Me siento más cuerda reconociendo lo sutil y no sólo lo que es evidente… me gusta hablar de energía y no sólo de materia y más que hablar de ellas sentir en mis propias carnes como se entrelazan ambas.

Por eso practico la brujería… o mejor dicho distintos tipos de brujería.

Por ejemplo, soy consciente de cómo cambian mi cuerpo, mis emociones y mi mente con la luna o mis ciclos menstruales.  A veces también medito, y canto, y siento que vuelo.  Leo cada libro que flipas… Me gusta el sexo y también las playas nudistas (aunque una cosa no tenga nada que ver con la otra). Y en lo que respecta a mis hijos soy de un pagano subido… no están escolarizados (y resulta que están aprendiendo más magia que yo).   Además me rodeo de doulas (que también son brujas y caníbales según un informe de enfermería) y de otras mujeres indeseables.

Y para colmo, estoy enredando con el Feng Shui porque creo que estamos conectados con nuestro entorno, y porque creo en que podemos hacer magia convirtiendo nuestro nido en un lugar lleno de energía en el que se respire otro ambiente, un lugar que nos abrace y nos impulse, y que refleje lo mejor de nosotros mismos.

Mi casa es una casa de brujas. Y no hay imágenes de dragones o peceras con 9 peces de colores ni leones de la suerte… como mucho algunas velas, un poco de incienso, y seguro que algunas arañas que viven con nosotros. Y sobre todo hay magia, mucha magia… la magia de dejarnos ser como somos, de escucharnos para resolver los conflictos y de querernos intentando (sólo intentando) no pedir nada a cambio.

Vamos. Pura brujería.

Pero es que soy más feliz incorporando la magia a mi vida, sin prejuicios…

* * *

P.D. ¿Te apetece hacer este tipo de brujerías?  Pues te propongo algo… empieza por ti, por ser tú misma, por darte tu lugar y recuperar tu espacio personal.  Así que si  todavía no te has apuntado al taller gratuito “Tu Lugar de Poder”, te invito a que lo hagas pinchando este enlace: LUGAR DE PODER.  ¡Prepara tu escoba! que vamos a volar.

 

 

0 Comments